Sembrando un País Logo
Sembrando un País
Sembrando un País

®

®

Para Nosotros el Campo es Primero

Para Nosotros el Campo es Primero

riego por inundación
realización de surcos y camellones
riego por inundación en cebolla
ubicación de las plantas en el camellón
surcos inundados en cultivo de maíz
agricultor cerrando surco
diques artesanales en riego por inundación
retención de agua en surcos de riego
gallery/logo sembrando un país obtimizado

Las técnicas y conocimientos para la aplicación de este tipo de riego que vamos a compartir en este Manual están basadas en los agricultores y agricultoras del Estado Lara, Venezuela, que hemos entrevistado en las grabaciones de nuestro Programa de Televisión. La aplicación de estas técnicas puede realizarse en otros Estados y en otros países, cabiendo destacar que este sistema de riego es ancestral y aún es utilizado en distintas regiones del mundo.

 

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que este sistema de riego no demanda grandes inversiones económicas en cuanto a materiales, pero sí demanda mucho trabajo en lo que se refiere a la realización de los surcos por donde pasará el agua.

 

Estos surcos se realizan con cierta inclinación para permitir el paso del agua por gravedad, el recurso hídrico para regar puede provenir de pequeños afluentes cercanos que se alimentan con agua de lluvia o ríos, así como puede extraerse de lagunas artificiales para riego.

 

Para entender la organización de los surcos en este sistema podemos dividirlos en dos tipos de surcos:

-Surcos de Distribución: Estos surcos tienen la tarea de tomar el agua de la fuente (arroyo, río, laguna, entre otras) y llevarla a los surcos que se encuentran dentro de la plantación.

 

-Surcos de la Plantación: En los bordes de estos surcos encontraremos las plantas que se cultivan, las cuales serán hidratadas una vez que el agua ingrese en ellos a través de los surcos de distribución.

 

Cuando el agua ingresa en los surcos de la plantación se filtra lentamente en el suelo donde se encuentran las plantas y lo humedece, para de esta manera mantener hidratado el cultivo.

 

Para que este sistema de riego funcione debemos tomar en cuenta que las plantas nunca deben ubicarse dentro de los surcos sino en los bordes, donde el suelo se encuentra a un nivel superior que el suelo de los surcos.

 

Al lugar donde se ubican las plantas en este sistema lo podemos llamar camellones, y podemos decir que se diferencian de los surcos por encontrarse a una elevación mayor que estos.

Otro punto a tomar en cuenta es que conviene aplicar este sistema de riego en terrenos con un contenido de arcilla mayor al 10%, pues en suelos muy arenosos no cumplirá eficientemente su función ya que el agua será drenada rápidamente debido a la permeabilidad de la arena.

 

Ciertamente tampoco conviene aplicar este sistema de riego ancestral en cultivos con poca demanda de agua, ya que corremos el riesgo de sobre-hidratar nuestras plantas y perder el cultivo. Los rubros agrícolas a los que más puede beneficiar este sistema son los comprendidos dentro de las hortalizas, como por ejemplo la cebolla, el pimentón, tomate, cebollín, ajo porro, apio España, melón, pepino, entre otros; cabiendo decir que las hortalizas consumen altas cantidades de agua para formar sus frutos.

Por otra parte no hay limitaciones para aplicar este sistema de riego, ya que también se puede utilizar en frutales o en cereales como el maíz. Todo depende de los criterios del productor o productora agrícola, así como del tipo de suelo y disponibilidad de agua con la que se cuente en el lugar donde se cultiva.

 

-Diques: Cada surco (tanto los de distribución como los de la plantación) debe contar con sus propios diques, los cuales cumplen la función de impedir el paso del agua cuando no corresponda regar el cultivo.

 

Estos diques se pueden realizar amontonando tierra en las entradas de los surcos a modo de realizar una barrera de suficiente grosor y tamaño que impida el paso del agua.

 

También en nuestras grabaciones tuvimos la oportunidad de conocer un método artesanal, económico y a la vez muy eficaz para realizar los diques; consiste el utilizar una vara (puede ser de madera o metal) y un manto plástico (que pueden ser bolsas rotas o implementos agrícolas como lonas o acolchados que ya no tengan utilidad en el campo).

 

La parte superior del manto plástico se fija en la vara y esta se coloca en la entrada de cada uno de los surcos, apoyada en los camellones que se ubican a cada lado del surco. El plástico y la vara cumplen la misma función que la barrera de tierra, ambos impiden el paso del agua cuando no se requiere regar el cultivo o para retener el agua dentro de los surcos, según se requiera.

 

Este método tiene una ventaja práctica ya que para impedir el paso del agua o para liberarla, solamente tenemos que tomar este implemento por la vara para removerlo o colocarlo en el surco. 

En estos casos también cabe destacar que los embalses de agua (tanto los destinados al consumo humano como los que se utilizan para el riego agrícola) sufren mermas muy aceleradas debido a la evaporación del agua, que por supuesto se incrementa con el aumento de radiación solar que incide en la tierra debido a que durante el verano (en las regiones de clima estacionario) el cielo se encuentra despejado y no hay nubes que filtren o reflejen la radiación proveniente del sol.

paisaje semiárido del Estado Lara

-Arroyos o Quebradas: Son fuentes de agua menores de las cuales se puede tomar este recurso mediante los surcos de distribución, para ello podemos realizar la entrada a estos surcos en puntos donde se intercepte a la fuente de agua.

 

Una vez realizada la entrada se coloca el dique y se realiza el surco de distribución que llevará el agua a la plantación.

 

-Afluentes: Para utilizar el agua de los afluentes se recomienda contar con el asesoramiento de profesionales en esta área, que puedan determinar de qué forma se interceptará esta fuente de agua sin que ello cause desbordamientos ni daños al medio ambiente, pues recordemos que los afluentes son ríos de menor tamaño que desembocan en ríos más grandes. 

 

Para utilizar el agua tanto de los arroyos o ríos es importante que estas no estén contaminadas, y en este punto los productores y productoras agrícolas también tienen una cuota de responsabilidad, ya que muchas veces los desagües de las plantaciones van a dar a estas fuentes; lo que no debería ser un problema ya que el agua sólo atraviesa la plantación donde hay suelo y plantas.

 

Sin embargo al utilizar ciertos fertilizantes o agroquímicos cuyos residuos se mezclan con el agua, y estos residuos no ser tolerados por otras plantas, al desaguar esta agua de la plantación hacia un río, caño o quebrada podríamos estar inutilizando esta agua para otros productores y productoras agrícolas que cultiven otras especies de plantas, reduciendo de esta forma los recursos hídricos disponibles para el riego de cultivos en una misma región.

 

-Lagunas Artificiales: El uso de este tipo de fuente de agua consiste en realizar en un lugar adecuado de nuestro terreno una laguna que nos permitirá almacenar el agua de fuentes cercanas o el agua proveniente de la lluvia.

 

Estas lagunas pueden tener 1 metro de profundidad, sin embargo en unidades de producción más grandes y que cuenten con los recursos para contratar maquinaria y especialistas, se pueden realizar lagunas hasta de 10 metros de profundidad.

 

Si en las áreas cercanas habitan niños, niñas o animales domésticos lo más recomendable es tomar precauciones de seguridad alrededor de la laguna o en las áreas cercanas a ella, como colocación de cercas o mallas que impidan su paso para evitar terribles accidentes.

 

Para construir lagunas artificiales es conveniente que el suelo contenga un buen nivel de arcilla para que el agua no se filtre rápidamente por efecto de la arena. Para resolver este problema también se pueden colocar en el fondo de la laguna material plástico resistente que ayude a impedir el filtrado del agua.

 

Igualmente cabe destacar que el lugar donde se establecerá la laguna debe ser plano, y para extraer el agua cuando necesitemos regar se puede hacer a través de sistemas de bombeo, o surcos con diques suficientemente fuertes para resistir la presión del agua cuando no se necesite el riego.

 

-Tanques: No es tan común utilizar tanques almacenadores de agua para alimentar un sistema de riego por inundación, los mismos se utilizan para alimentar sistemas de riego por aspersión, micro aspersión o goteo.

arroyo o quebrada en sequía
Afluente o Río de Menor tamaño
fumigación en cultivo de cilantro
laguna artificial para riego agrícola
laguna para riego en construcción
extracción de agua de laguna por bombeo
Surcos de drenaje y de retención de agua

Si la región donde nos encontramos atraviesa por un periodo de lluvias que se caracteriza por una alta y constante pluviosidad, debemos saber que el suelo concentrará mucha humedad debido a las grandes cantidades de agua que retiene.

surcos y camellones

En el caso de periodos de lluvia más suaves, como los que se presentan en el ciclo norte-verano en las regiones tropicales, se puede capturar el agua de lluvia en los surcos mediante la colocación de los diques y mantener hidratado el cultivo hasta el momento en que vuelva a llover.

En lo que respecta al periodo de sequía o la estación de verano, es cuando mejor este tipo de riego se utiliza, ya que aquí debemos aprovechar al máximo el agua disponible en las fuentes que estemos utilizando. Si se presenta alguna lluvia podemos hacer lo mismo que en el ciclo norte-verano; colocar los diques para retener al máximo el agua en los surcos.

 

Si se necesita utilizar el agua de la fuente, tomemos como ejemplo la laguna artificial, se extrae agua de la misma mediante las bombas o el surco correspondiente; esta agua se libera en los surcos de distribución que a su vez la trasladarán a los surcos de la plantación.

 

Recordando que en este caso los diques que permiten el paso del agua de los surcos de distribución a los de la plantación deben removerse, mientras que los diques que dan acceso a los surcos de desagüe deben colocarse para evitar que el agua se desperdicie.

 

Una vez que se cuenta con la cantidad de agua suficiente en la plantación se detiene el suministro de agua proveniente de la fuente y se van colocando los diques en las distintas áreas de la plantación para impedir que entre más agua de la necesaria en los surcos.

surco de riego lleno de agua
riego por inundación en agricultura

Finalmente si queda en los surcos de distribución o de la plantación más agua de la requerida, se puede desaguar removiendo los diques correspondientes.

 

-Detalles Sanitarios: Es importante tomar en cuenta en regiones donde exista una alta incidencia de mosquitos, que el agua que se almacena tanto en las lagunas como en los surcos mediante los diques son aguas estancadas que pueden facilitar la reproducción de estos insectos que pueden transmitir muchas enfermedades al ser humano.

Manual Agronómico: Sistema de Riego por Inundación

Por otra parte cuando lo hacemos con tierra tenemos la labor de quitar la barrera con la escardilla para permitir el paso del agua, así como de realizar la barrera con la misma escardilla cuando tengamos que impedir el paso del agua a los surcos. Tómese en cuenta el ahorro de energía y trabajo que podemos tener al momento de tener que colocar o remover los diques en toda la plantación.

Los diques también cumplen la función de retener el agua dentro de los surcos de la plantación para poder aprovecharla al máximo. Esto debe ser especialmente tomado en cuenta en el periodo de sequía (en países de clima tropical) y en la estación de verano (en los países de clima estacionario). 

 

Así como en regiones donde abunden climas áridos, semiáridos o donde la escasez de agua sea muy constante.

 

En este punto cabe destacar que en Venezuela las regiones de Lara y Falcón cuentan con muchos ecosistemas agrícolas de clima semiárido donde no abunda el agua dulce, tal como sucede en la Península de Paraguaná en el Estado Falcón, así como en el Valle de Quíbor en el Estado Lara.

 

Igualmente cabe decir que en países de clima estacionario como España, se han presentado estaciones de verano caracterizadas por fuertes olas de calor y sequías que dificultan la producción agrícola en los campos.

Para aprovechar a máximo el uso eficiente que estos sistemas nos permiten hacer del agua, también hay que tomar en cuenta las fuentes de este vital recurso que tengamos disponibles, vamos mencionar a continuación las fuentes de agua a través de las cuales podemos alimentar nuestro riego por inundación:

Sin embargo el uso de estos sistemas se puede combinar con el riego por inundación; para ello se realizan surcos en la plantación que permitan retener por mayor tiempo el agua arrojada por estos sistemas.

 

Esta técnica puede ser muy útil si se combina con el riego por aspersión, que arroja grandes cantidades de agua en unos pocos minutos, lo que podría permitir utilizar los aspersores por menos tiempo ya que el agua se retiene en la plantación por más tiempo.

-Aguas Subterráneas: Utilizar estas aguas requiere mayor inversión económica por parte de los productores, ya que se tiene que contar con profesionales que se especializan en ubicar afluentes de agua bajo la tierra y perforar para extraerlas.

 

El uso de estas aguas también incluye la construcción de un pozo y sistemas de bombeo para extraerla, sin embargo a pesar de esta onerosa inversión puede ser una buena solución para garantizar el agua en grandes plantaciones o crías extensivas de animales.

 

Cabe decir nuevamente que quienes hacen estas inversiones económicas no es para alimentar los surcos de un sistema de riego por inundación, sino para utilizar otros sistemas como los mencionados anteriormente. Sin embargo la inclusión de surcos en la plantación que permita retener el agua arrojada por otros sistemas de riego permite optimizar el uso del agua proveniente del pozo.

 

-Lluvia: Hemos dejado de último este método de alimentación de nuestro sistema de riego, no por ser el menos importante sino por ser el más extenso. Ciertamente los surcos de la plantación se llenarán con el agua de la lluvia, pero también nuestras lagunas artificiales o tanques australianos se recargarán de agua gracias a este fenómeno natural. Igualmente los afluentes, quebradas o embalses de riego agrícola también aumentarán su volumen de agua gracias a la lluvia.

En este caso lo más conveniente es cerrar el paso de agua desde los Surcos de Distribución y remover los diques de los Surcos de Desagüe de la Plantación para impedir que el agua se quede retenida en estos, de esta forma evitamos una sobrehidratación de nuestras plantas, lo que podría desembocar en la pudrición de raíces y aparición de grandes focos de hongos en el suelo.

 

Recuérdese que sólo se debe retener el agua en los surcos cuando las plantas la necesitan, por ello si la tierra ya está muy húmeda y las plantas bien hidratadas, se deben desaguar los surcos lo más pronto posible.

surco de riego con mucha agua

Por ello en terrenos con un alto contenido arcilla y alta impermeabilidad donde el agua tardará más en filtrarse no se recomienda retener el agua en surcos por más de 24 horas para evitar que larvas de mosquitos o zancudos (que posiblemente hayan sido depositadas en nuestros surcos) lleguen a eclosionar.

 

Esta recomendación se da tomando en cuenta que este tipo de insectos transmiten diferentes enfermedades a seres humanos y animales domésticos, por lo que debemos evitar su reproducción a gran escala.

Por otra parte, si está entre nuestras posibilidades, es bueno contar con un oxigenador de agua o con algún implemento que nos permita mover cada cierto tiempo el agua en nuestras lagunas artificiales para riego, con el fin de evitar que sirvan como criadero para las larvas de mosquitos. Recordando que estas recomendaciones son especialmente para regiones donde haya una alta incidencia de mosquitos o zancudos.

 

Igualmente no es nada aconsejable utilizar este tipo de riego en lugares muy cercanos a crías de animales donde las eses de estos puedan llegar hasta los surcos de nuestro sistema; pues de esta forma estaremos contaminando el agua para nuestras plantas y las aguas del cause que se utilice como desagüe.

-Fertirriego en Riego por Inundación: Se pueden mezclar soluciones nutritivas para plantas en una pipeta, y mediante una tubería o un pequeño conducto se puede desaguar lentamente el agua de la pipeta en los surcos de distribución, para que de esta forma el agua que llegará a los surcos de la plantación también sirva para incorporar nutrientes en el suelo de las camas de siembra donde se encuentran las plantas.

 

Lo que debemos considerar es que en este caso no se deben aplicar los fertilizantes durante la lluvia, ya que el agua que los contiene debe retenerse en los surcos para que los fertilizantes puedan ser absorbidos por la tierra y las plantas, igualmente las aguas que contienen estas soluciones no se deben liberar al desagüe sino ser absorbidas totalmente por el suelo de la plantación.

 

Si liberamos esta agua estaremos contaminando otras fuentes de agua y estaremos desperdiciando fertilizantes.

 

También en la pipeta se pueden mezclar otros productos como controladores biológicos, así como insecticidas y fungicidas químicos de bajo impacto, pero se debe tomar el mismo criterio que con las soluciones fertilizantes; el agua donde se aplican estos productos no debe ser liberada al desagüe sino ser absorbida totalmente por el suelo de la plantación.

mezcla de fertilizantes en pipeta
fertilizantes agregados al riego por inundación

Sin embargo cabe decir que utilizando este método los productos (sean fertilizantes líquidos, agroquímicos o controladores biológicos) pueden ser absorbidos por secciones del suelo correspondientes a los surcos de distribución o de la plantación, donde las raíces de las plantas no podrán alcanzarlos.

-Almácigos con Riego por Inundación: Para ello podemos realizar unas planchas o camas de siembra muy anchas, las cuales serán bordeadas por los surcos de nuestro sistema de riego por inundación.

 

Antes de sembrar liberamos agua en los surcos cercanos a los almácigos y allí la retenemos. Al cabo de unos 20 ó 30 minutos el agua debería haber penetrado en nuestras planchas de siembra.

 

Con el suelo húmedo podemos agregar las semillas, y posteriormente liberamos el agua de los surcos que bordean el almacigo. Podemos ingresar nuevamente agua en estos surcos según convenga para regar nuestro almacigo, lo que dependerá del clima y de los rubros que se hayan sembrando.

 

Para realizar el trasplante llenamos de agua nuevamente los surcos cercanos al almacigo, una vez el agua haya penetrado en las planchas de siembra y la tierra esté suficientemente húmeda, procederemos a extraer las plántulas que vamos a trasplantar tomándolas suavemente de la base del tallo; al la tierra estar muy húmeda nos permitirá retirar las plántulas sin riesgo de romper sus raíces.

 

Finalmente para sembrar liberamos agua en los surcos del área de la plantación donde trasplantaremos las plántulas, y una vez la tierra esté húmeda podemos comenzar a trasplantar con mucha facilidad ya que la tierra humedecida es muy suave, tan suave que inclusive podemos abrir los agujeros para sembrar con uno de nuestros propios dedos.

 

Los camellones de la plantación, a diferencia de las planchas de siembra del almacigo, no deben ser muy anchos, como máximo unos 30 a 50 cm.

almácigos con riego por inundación
cerrando dique de riego por inundación
trasplante en terreno humedecido por riego de inundación

Igualmente los surcos de riego no deben ser muy anchos para poder ser cruzados por nosotros con comodidad cuando tengamos que supervisar nuestro cultivo o realizar alguna labor con el sistema de riego por inundación, el ancho máximo para los surcos podría ser de 40 cm.

Te Puede Interesar →

¿Necesitas Insumos o Servicios para Riego Agrícola?

Si ofreces Productos, Insumos o Servicios Agropecuarios te apoyamos:

Puedes Registrarte Gratis por tiempo limitado en Nuestro Directorio.

Haz click en el enlace a tu derecha.